Nuestro blog: Siguiendo a Emily Dickinson

Síguenos

Sigue nuestro blog


El amor de Emily Dickinson

Emily Dickinson mantuvo a lo largo de toda su vida una estrechísima relación, amorosa y literaria, con Susan Gilbert, amiga de la adolescencia que después se convirtió en su cuñada. Una relación que tuvo una influencia decisiva en su escritura y que se ha ocultado durante mucho tiempo, dificultando y oscureciendo el conocimiento y la comprensión de su poesía.

Susan Huntington Dickinson

Susan Huntington Dickinson

¿Cómo ha ocurrido esto? Durante siglo y medio, las ediciones de su obra, las biografías y muchas traducciones están escritas desde una perspectiva patriarcal. Una y otra vez la muestran como víctima de amores imaginarios hacia hombres de su entorno, dando por hecho que ellos fueron los ejes de su vida y de su obra. Debido a la difusión reiterada de esta falsa leyenda, la confusión ha sido total.

De la obra de Emily Dickinson se han conservado 1.789 poemas, de los cuales cerca de 300 están dirigidos a Susan. Entre ellos se encuentran algunos de los más significativos y de los que mejor revelan la personalidad de la poeta.

Emily se dirigió a Susan durante toda su vida con apelativos íntimos y cariñosos, como Sue, Susie, Dollie, Daisy, June/Junio, Bumble Bee/Abejorro, o Sister/Hermana. Escribió en el poema nº 5:

 

 

Una Hermana tengo en nuestra casa –

Y una, a un seto de distancia.

Solo una está inscrita,

Pero ambas me pertenecen.

 

Una vino por el camino que yo vine –

Y llevó mi vestido del año anterior –

La otra, como un pájaro su nido,

Entre nuestros corazones construyó.

 

Ella no cantaba como nosotras –

Era una melodía diferente –

Ella misma para sí una música

Como Abejorro de Junio.

 

Hoy está lejos de la Infancia –

Pero subiendo y bajando las colinas

Yo le cogía la mano aún más fuerte –

Lo que acortaba todas las distancias –

 

Y todavía su zumbido

Pasados los años,

Engaña a la Mariposa;

Todavía en sus Ojos

Yacen las Violetas

Consumidas en tantos Mayos.

 

Yo derramé el rocío –

Pero tomé la mañana;

Escogí esta estrella singular

Entre las muchas que hay en la noche –

¡Sue – para siempre!

One Sister have I in our house – / And one, a edge away. / There’s only one recorded, / But both belong to me.

One came the road that I came – / And wore my last year’s gown – / The other, as a bird her nest,/ Builded our hearts among.

She did not sing as we did – / It was a different tune – / Herself to her a music / As Bumble bee of June.

Today is far from Childhood – / But up and down the hills / I held her hand the tighter – / Which shortened all the miles –

And still her hum / The years among, / Deceives the Butterfly; / Still in her Eye / The Violets lie / Mouldered this many May.

I spilt the dew – / But took the morn; / I chose this single star / From out the wide night’s numbers –

Sue – forevermore!

 

Susan fue su principal interlocutora literaria, se intercambiaban poemas a diario, y tenemos constancia de que sus sugerencias fueron las únicas que Emily atendió. Hay un poema en concreto que habla sobre la muerte (nº 124), del cual llegó a hacer hasta siete versiones, y cada vez la consultaba si estaba de acuerdo con los cambios.

A Susan le gustaba la segunda estrofa, pero considera que no encaja con la primera, que es sobrecogedora y se basta por sí misma. Emily le envía una nueva versión precedida por la pregunta, no exenta de ironía, “Is this frostier?” (“¿Es esto más helador?”). Y añade una nota que empieza así: “Your praise is good – to me – because I know it knows – and suppose it means (“Tu elogio es bueno – para mí – porque yo sé que él sabe – y supongo que significa”). El reconocimiento, remarcado por los subrayados de la poeta.

La poesía de Emily Dickinson está ligada al amor sin solución de continuidad, como ella escribe en el poema 1.353, cuyo manuscrito, firmado “Emily”, entregó a Susan Huntington Dickinson:

 

Apilarse como el Trueno hacia su final

Luego desmigajarse grandiosa lejos

Mientras todo lo creado se escondió

Esto – sería Poesía –

 

O Amor – una y otro al tiempo llegan –

Nosotras ambas y ni una ni otra demostramos –

Experimentamos cualquiera de las dos y nos consumimos –

Pues nadie ve a Dios y vive –

To pile like Thunder to it’s close / Then crumble grand away / While everything created hid / This – would be Poetry – /

Or Love – the two coeval come – / We both and neither prove – / Experience either and consume – /For none see God and live –

 

En el próximo post contaremos quién es quién en el mundo de Emily Dickinson.